Volvemos a la carga y no me cansaré de decirlo: LinkedIn es nuestro escaparate en Internet, nuestra carta de presentación. Por eso, es imprescindible saber cómo venderse a uno mismo en esta red profesional.

LinkendIn es la red social profesional por excelencia con cerca de 440 millones de usuarios. A través de ella puedes conseguir crear relaciones profesionales que pueden serte muy útiles ahora o en el futuro. Eso sí, para sacarle el máximo rendimiento a esta red es importante saber cómo venderse a uno mismo y, por supuesto, ponerlo en práctica. ¡Estás de suerte porque voy a explicarte cómo sacarte todo el partido que tienes, que seguro que no es poco!

Revisión del perfil de LinkedIn

Ahora bien, antes de empezar con los consejos, te diré una cosa, de nada sirve saber cómo venderse a uno mismo si no aprendemos a utilizar en condiciones esta red. Y es que, diariamente, me encuentro con perfiles de LinkedIn incompletos, sin interacción alguna, con poca información o excesiva (¡no te enrolles con cosas innecesarias!), etc. Consejo general: para estar en las redes sociales hay que saber estar, aprender las reglas de cada red en concreto. No es lo mismo LinkedIn que Facebook; por lo tanto, no tiene las mismas reglas. Grábatelo a fuego.

Ahora sí, vamos allá, ¿cómo venderse a uno mismo en LinkedIn (y hacerlo bien, por supuesto)? Te lo cuento

#1. Cómo venderse a uno mismo en LinkedIn: No estés por estar

Abrirse un perfil en LinkedIn es fácil, muy fácil, no nos llevará más de 2 minutos. Ahora bien, el día que decidimos invertir esos dos minutos, tenemos que tener en cuenta que si queremos sacarle el máximo provecho a esta red, tenemos que saber cómo vendernos (enseguida te lo cuento) y, por supuesto, que mantener el perfil actualizado nos va a llevar tiempo.

No te abras un perfil en LinkedIn para poder decir que ya tienes perfil en esta red. No estés en LinkedIn por estar, úsalo, actualízalo, interactúa, envía invitaciones a conectar. Así, sacarás partido a tu perfil y, poco a poco, aprenderás por tu cuenta cómo venderse a uno mismo en esta red.

Otro punto importante es que establezcas tus objetivos antes de abrirte un perfil en LinkedIn. Repito: no estés por estar. Estás para buscar empleo, para buscar potenciales clientes o para encontrar posibles oportunidades. ¿Para qué estás en LinkedIn? Tenlo claro y, después, a por ello. No me canso de decirlo, LinkedIn es como la vida real; así que, ¡piensa y luego actúa!

#2. Cómo venderse a uno mismo en LinkedIn: completa tu perfil al máximo

Tienes que poner empeño y dedicar el tiempo necesario en mantener tu perfil al día, completo y con información que realmente te describa. Eso sí, tampoco te pases, mucha información puede saturar a tus visitas.

Algo súper importante es que diferencies bien las distintas partes del perfil de LinkedIn y tengas claro qué poner en cada una de ellas. Por si estás perdido, te lo cuento:

› La importancia de tu foto. Asegúrate de que sales bien y de que transmites confianza. Siempre de frente y sonriendo. Con un fondo uniforme, olvídate de emplear tu despacho o el logotipo de tu empresa de fondo.

› Titular profesional. 120 caracteres que no debes desaprovechar. Define de forma clara tu experiencia y qué puedes aportar a quien visita tu perfil. ¡Ah! Si tu objetivo es buscar trabajo a través de LinkedIn, jamás pongas aquí que estás en búsqueda activa de empleo, hay otros espacios para ello; y buscar trabajo no es un resumen de lo que puedes aportar, ¿no crees?

› El temido extracto. ¿Por qué temido? Porque mucha gente anda perdida respecto a este apartado de LinkedIn. Y, sin embargo, es aquí donde mejor puedes poner en práctica el cómo venderse a uno mismo. Habla siempre en primera persona, detalla lo que puedes ofrecer, y por qué deben escogerte a ti y no a la competencia. Es una de las partes del perfil de LinkedIn más leída, ¡dedícale su tiempo!

› Conocimientos y aptitudes. ¿Cómo venderse a uno mismo? No hay mejor forma de hacerlo que mostrando todo lo que sabes y puedes hacer. Añade a tu perfil conocimientos y aptitudes. Y si consigues que tus contactos validen esas aptitudes, ¡mejor que mejor

#3. Cómo venderse a uno mismo en LinkedIn: actualiza tu perfil

Intenta actualizar tu perfil de forma diaria o lo más periódicamente que te sea posible. Puedes publicar o compartir publicaciones (intenta que no sean contenidos polémicos), recomendar contenidos de tus contactos, etc. Se trata de que te muevas y de que vean que te mueves, que estás activo en la red, ¡qué estás vivo!

Ahora que ya sabes cómo venderse a uno mismo en LinkedIn, puede ser un buen momento para revisar tu perfil. Si fueras un cliente de tu empresa, ¿contratarías tus servicios? ¿Comprarías tus productos? Si fueras un reclutador, ¿te contratarías para un nuevo proyecto/trabajo? ¡Piénsalo! Y siempre, siempre, siempre, orienta tu perfil de LinkedIn a tus objetivos.

Si, aún con estos consejos, no terminas de aclararte, en Triunfa con LinkedIn podemos revisar tu perfil y decirte en qué estás fallando.

¿Cuáles son tus objetivos en LinkedIn? ¿Los estás consiguiendo? Cuéntamelo en los comentarios, estaré encantado de leerte.

 

Jorge Flores

Author: Jorge Flores

Director comercial con larga experiencia en multinacionales, banca, seguros, automoción y servicios. Especialista en diseño e implementación de estrategias en LinkedIn orientadas a conseguir objetivos.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación, así como para ofrecer publicidad o contenidos de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies
X