LinkedIn es el escaparate del mejor producto que tenemos: nosotros mismos. Y no basta con crear un perfil de LinkedIn perfecto y olvidarnos de él, sino que también hay que cuidarlo y actualizarlo. Un reclutador o un cliente potencial pueden echarle un vistazo a nuestro perfil y son muchos los factores que determinan que se queden o se vayan.

Es un hecho que LinkedIn es una herramienta indispensable a la hora de buscar trabajo trabajo en las redes. Lo que no es tan conocido es que también es muy útil para mantenerse en contacto con clientes y profesionales de nuestro sector, captar clientes potenciales y ofrecer una imagen de tu negocio y de ti mismo. Pero LinkedIn no sirve de nada si no cuidamos nuestro perfil y lo mantenemos actualizado y bien organizado. Cada detalle es crucial para poder crear un perfil de LinkedIn perfecto.

Crear un perfil de LinkedIn es sólo el primer paso

En LinkedIn no basta con crear un perfil, poner un par de aptitudes y una foto en la que salgamos bien y esperar a que lluevan los contactos, porque no van a llover nunca. La imagen que proyectamos en las redes sociales cuenta tanto como la que proyectamos en la vida real, y LinkedIn no es la excepción a la regla. De nada sirve que nos vistamos elegantes y nos comportemos de forma educada y seria en una entrevista de trabajo si luego en nuestro perfil de LinkedIn tenemos una foto en la que salimos con una copa en la mano y en el extracto ponemos una frase motivacional. Sólo tienes una oportunidad de causar una primera impresión. La que causes en LinkedIn a nivel profesional puede ser crucial para ganar o perder clientes, empleados o, incluso, un futuro empleo.

El objetivo a la hora de crear un perfil de LinkedIn debería ser el mismo que en la vida real a la hora de enfocarnos en el mundo laboral: ofrecer una imagen de seriedad y responsabilidad. Y esa imagen la ofrece nuestro perfil de LinkedIn y todos los elementos que lo conforman. Si trabajamos en cada uno de esos elementos, conseguiremos un perfil de LinkedIn cuidado y completo con el que nuestro target podrá localizarnos más fácilmente, los reclutadores se sentirán más atraídos y nuestra red de contactos profesionales tendrá más posibilidades de ampliarse notoriamente.

 

¿Y cuáles son los elementos a tener en cuenta para crear un perfil de LinkedIn perfecto?

1. Foto de perfil

Tu foto de perfil es lo primero que alguien va a ver cuando entre en tu perfil de LinkedIn. Los profesionales que entren en tu perfil quieren ponerte cara, así que debes ofrecerles tu mejor imagen. La foto de perfil debe ser de carácter profesional, sin mascotas, amigos y familiares de por medio. Tu cara debe ser perfectamente visible, despejada y de frente. Las fotos en las que sales mirando al infinito pueden ser muy artísticas y atractivas, pero mejor ponlas en tu Facebook. Como consejo, una foto en blanco y negro puede dar mayor sensación de profesionalidad.

2. Titular profesional

Tu titular debe ser atractivo y potente e impresionar a quienes lo leen. Son 120 caracteres que, bien aprovechados, pueden diferenciarte del resto. Así que saca todo su potencial utilizando palabras clave relacionadas con tu sector y hazlo sencillo y fácil de entender. Y por supuesto, las faltas de ortografía no están permitidas.

3. Contacto

¿Cómo van a contactar contigo si no les facilitas tus datos? Tu correo electrónico y un número de teléfono son elementos indispensables a incluir en tu perfil. Además, también es imprescindible que personalices tu URL de LinkedIn para que sea más atractiva y fácil de recordar que la fija de números y letras que te pone por defecto. Otro consejo es incluir también tus perfiles en otras redes sociales y un enlace a tus proyectos, como tu blog, si lo tienes.

4. Extracto

El extracto es la parte más personal de tu perfil. En él, explicarás por qué tú y no ellos. Así que no vaciles a la hora de rellenarlo por completo, al cien por cien. Como es la parte del perfil en la que tú están hablándole a los demás, escríbelo siempre en primera persona y con palabras clave relacionadas no sólo con tu sector, sino también con tus aptitudes.

5. Experiencia laboral

Es muy importante que quienes entren en tu perfil de LinkedIn sepan sobre tu trayectoria profesional. Por ello, es importante que hables de la misma con el máximo detalle posible, pero siendo amena al mismo tiempo. Siempre haciéndola atractiva para que esté especialmente enfocada hacia tu target.

6. Competencias y credibilidad

Por último, describe todas tus habilidades y aptitudes, nuevamente, con palabras clave y con la mayor precisión posible. Puedes solicitar recomendaciones a empresas en las que hayas trabajado o a clientes, para que puedan validarlas.

Si pones esmero en estos campos de tu perfil, conseguirás crear un perfil de LinkedIn profesional y atractivo que atraerá a reclutadores y potenciales clientes. Verás cómo tu red de contactos crece de forma apreciable. Así que ya sabes, ¡a ponerse las pilas con LinkedIn!

 

Jorge Flores

Author: Jorge Flores

Director comercial con larga experiencia en multinacionales, banca, seguros, automoción y servicios. Especialista en diseño e implementación de estrategias en LinkedIn orientadas a conseguir objetivos.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación, así como para ofrecer publicidad o contenidos de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
X