El extracto es una parte vital del perfil de LinkedIn. Hay reclutadores que te pueden tener en cuenta sólo por el extracto. Pero, ¿sabes cómo tener el mejor extracto LinkedIn?

Junto a la foto de perfil y el titular profesional, el extracto en LinkedIn puede llegar a ser la primera impresión que tenga un contacto de nosotros. Es el espacio ideal para contar qué somos, qué hacemos, qué podemos ofrecer. Pero muchas personas suelen dejar ese espacio en blanco y en sus perfiles sólo encontramos un vacío donde debería haber un buen resumen de lo que pueden hacer por nosotros. Y eso es desaprovechar una gran oportunidad de negocio, pues gracias al extracto podemos impresionar a headhunters, potenciales clientes, e incluso reclutadores. ¡Así que tenemos que aprovecharlo al máximo y saber cómo elaborar el mejor extracto LinkedIn!

Infografía: Extracto LinkedIn

Como puedes ver, en el extracto tienes un total de 2.000 caracteres para presentarte a ti mismo. Es una carta de presentación breve en la que tenemos que contar todo lo que podamos en pocas palabras, por lo que debemos ser escuetos y creativos. Pero debes recordar que el extracto no es un resumen de tu experiencia (para eso está la experiencia profesional) ni un compendio de adjetivo vacuos  (“responsable”, “creativo” , “trabajador” y demás palabras sobreexplotadas); el extracto sirve para contar qué haces (no qué hacías), qué eres (no quién eras) y lo que te distingue de los demás profesionales, por qué tenemos que escogerte a ti y no a otro.

El extracto puede suponer una gran diferencia a la hora de que decidan pasarte o no por alto; hay quienes, incluso, han sido escogidos para una entrevista de trabajo gracias al extracto. No en vano es lo más visto del perfil después del titular profesional. Y, a pesar de todo, muchas personas deciden dejarlo en blanco. Y la gran mayoría lo hacen porque no saben muy bien qué poner en él… ¡Pero ha llegado el momento de cambiar eso! Y para ello, te vamos a dar cinco consejos para tener el mejor extracto LinkedIn. ¡Empezamos!

Consejo #1 para un gran extracto LinkedIn: ¡Escríbelo pensando en tus objetivos!

Para empezar a escribir tu fantástico extracto LinkedIn, primero tienes que saber qué es lo que quieres conseguir con él. ¿Estás buscando empleo? ¿Estás buscando nuevos clientes? Dependiendo de tu respuesta a estas preguntas, debes escribir tu extracto de una manera o de otra. Ponte en la piel de un potencial cliente, de un reclutador, y piensa en lo que te gustaría leer en un extracto ajeno. Escríbelo respondiendo a estas tres preguntas: ¿Qué quieres que sepan de ti? ¿Cómo se lo quieres contar? ¿Cómo quieres que se sientan al leer tu extracto?

Tienes que tener muy claro a quién te diriges para escribir un gran extracto LinkedIn. Y cuando tus objetivos cambien, ¡tranquilo! ¡También puedes cambiar tu extracto!

Consejo #2 para un gran extracto LinkedIn: ¡Sé creativo!

A todos nos pasa: estamos leyendo cualquier cosa sobre una persona y se enrolla tanto que acabamos perdiendo el interés y dejando la lectura a la mitad. Cantidad no tiene por qué ser igual a calidad, y el extracto en LinkedIn es una buena prueba de ello. Del mismo modo, poco importa que estemos en una red profesional, ¡eso no significa que tenga que ser todo tan formal y monótono! Siempre hay espacio para la creatividad, y ésta nunca dejará de ser bienvenida.

Un buen extracto LinkedIn cuenta una historia. No te avergüences de compartir tus logros y tus capacidades y de hacerlo de forma distinta a como lo cuentas en tu experiencia profesional, para que el extracto sea único. Redacta párrafos cortos (de unas tres o cuatro líneas) e introduce líneas e iconos para separar el extracto en pequeñas secciones para que sea más atractivo a nivel visual. Por supuesto, tu extracto LinkedIn tiene que estar en el mismo idioma en el que tengas tu perfil y, muy importante, en primera persona. Eres tú hablando de ti, así que no hables de ti mismo como si fueses una tercera persona. ¡Para eso están las recomendaciones! Por último, incluye también elementos visuales como vídeos, imágenes, presentaciones de Slideshare… ¡Dale vida a tu extracto LinkedIn!

Por supuesto, esto requiere tiempo y esfuerzo de forma constante. El extracto tendrás que modificarlo las veces que haga falta y quizá no sea sencillo, pero los beneficios de mantener el extracto actualizado y perfecto son tantos que merece la pena el esfuerzo invertido. 

Consejo #3 para un gran extracto LinkedIn: ¡Utiliza palabras clave!

Las palabras clave no son sólo cosa de Google. En LinkedIn también existen keywords con las que puedes encontrar más fácilmente a la empresa o a la persona que buscas. Así que si quieres que te encuentren a ti antes que a nadie, si quieres ser el primero, debes definir previamente unas palabras clave con las que puedan dar contigo. Y el extracto es un sitio idóneo para colocar estas palabras clave. Un pequeño truco es observar cómo tu competencia utiliza las palabras clave en su perfil y mejorar su técnica.

Tu extracto de LinkedIn comienza a tener forma, ¿verdad?

Consejo #4 para un gran extracto LinkedIn: ¡Incluye tus datos de contacto!

El extracto es un lugar estupendo para indicar cómo otros profesionales se pueden poner en contacto contigo. Pero, por alguna razón, a las personas nos cuesta mucho pedir algo que queremos conseguir. Y el problema está en cómo se piden las cosas, pero pedirlas en sí, ¡no tiene nada de malo! Así que, si quieres que headhunters, clientes o reclutadores se pongan en contacto contigo, ¡dilo! ¡Diles que, si necesitan a un profesional como tú, te lo hagan saber!

Pero no basta con pedirlo, claro… ¡También tienes que ponérselo fácil! De nada sirve decirles que contacten contigo si no tienen cómo hacerlo. Por eso tienes que facilitar tus datos de contacto también en tu extracto LinkedIn. No pueden escribirte si no les das una dirección de correo, ni tampoco pueden llamarte si no les proporcionas un número de teléfono. Y creas que no, ¡funciona, y muy bien!

Consejo #5 para un gran extracto LinkedIn: ¡Aprende de otros profesionales!

Para tener el extracto LinkedIn perfecto no sólo tienes que seguir estos consejos, sino también observar el extracto de otros profesionales, analizar por qué son tan bueno o por qué no lo son tanto. Puedes hacerlo con el perfil de profesionales que sean similares a ti o que sean distintos. Busca perfiles influyentes, lee sus extractos y observa qué es lo que funciona y lo que no, e imita lo que más te guste. Puedes aprender mucho si te fijas en cómo lo hacen otros.

 

Seguro que con estos cinco consejos te ha quedado un extracto LinkedIn magnífico. Pero, te estarás preguntando, ¿y para qué me sirve ahora este extracto tan profesional? Pues no son pocas sus ventajas, precisamente. Ahora que tienes un extracto LinkedIn tan completo y bien redactado no sólo te posicionarás mejor en las búsquedas gracias a las palabras clave, sino que también verás cómo consigues que otros profesionales se interesen en ti, pues el extracto puede servir como una especie de “reclamo”. Y si has seguido bien nuestros pasos, verás que tu extracto genera acción: un mensaje, una llamada, visitas a tu página web…

Y si te has quedado con alguna duda…

¡Consúltanos! Puedes ponerte en contacto con nosotros para que te demos una formación con la que le sacarás todo el partido no sólo al extracto, sino a todo tu perfil de LinkedIn. Así que ya sabes, ¡cuenta con nosotros para lo que necesites!

Ángeles Carsi

Author: Ángeles Carsi

CEO en websa100 y Triunfa con LinkedIn. Escritora ocasional aunque cada vez le tomo más el gusto a esto de generar contenido ¡la de vueltas que da la vida! Me he especializado en LinkedIn, llevo más de 8 años dedicando muchas horas diarias a esta red ¡y quiero compartir contigo todos mis conocimientos!

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación, así como para ofrecer publicidad o contenidos de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies
X