Tu perfil LinkedIn es tu carta de presentación en la red. Con él puedes conseguir más objetivos de los que te crees. Eso sí, todo depende de lo cuidado que lo tengas.

LinkedIn es la red social profesional por excelencia. Es por esta razón, por la que tu perfil LinkedIn va a ser de los primeros resultados en aparecer cuando alguien teclee tu nombre en Google. Por lo tanto, tu perfil LinkedIn no es algo que puedas descuidar, pues es tu imagen profesional en la red.

Te voy a ser sincera. Puede que tengas una trayectoria profesional envidiable, pero si no eres capaz de reflejarlo correctamente en tu perfil de LinkedIn, de nada va a servir. Puede, por lo contrario, que no tengas una extraordinaria trayectoria porque estés adentrándote ahora en el mundo profesional; pero tienes mucho que contar, estoy segura. Si alguno de estos es tu caso, es el momento de mejorar tu perfil LinkedIn.

Tu perfil LinkedIn no es tu CV

Uno de los casos con los que más me encuentro es este. Muchas personas se creen que LinkedIn es para plasmar tus datos y tu experiencia tal y como lo harías en una plantilla de CV. No, no y no. Tu perfil LinkedIn tiene que ir mucho más allá, tiene que hablar por ti, tiene que convencer. ¡Por favor, no te limites a plasmar tu CV!

De hecho, voy más allá. Me atrevería a afirmar que con LinkedIn el CV ha pasado a segundo plano. ¿Qué quiero decir con esto? Cuando estés optando a un puesto de trabajo, por ejemplo, ten por seguro que los reclutadores, van a buscarte en la red. O, si eres un empresario y acabas de colgar de hablar por teléfono con un posible cliente, ese cliente también va a teclear tu nombre en Google, dalo por hecho. Y ¿qué se van a encontrar? Tu perfil LinkedIn. Imagínate si se encuentran un perfil vacío, aburrido, sin interacciones… ¡puede que estés perdiendo la oportunidad de tu vida!

Tu perfil LinkedIn no es igual que el de otras redes sociales

La gran diferencia que tiene esta red con otras redes sociales es, precisamente, la importancia de su perfil. Puede que en Facebook o Twitter valga con insertar tu foto y dos cosas más. Sin embargo, esto en tu perfil de LinkedIn no funciona. Grábatelo a fuego: te lo tienes que currar, y dedicarle tiempo y esfuerzo. Si vas a estar en LinkedIn, tienes que saber estar y si no… es mejor que no estés.

Tu perfil LinkedIn no solo te ayuda a buscar trabajo

“Yo no necesito LinkedIn porque no estoy buscando trabajo”. Lo he oído en alguna ocasión. Quienes dicen esto es porque no conocen LinkedIn, no me cabe duda. Y están cometiendo un error.

¿Por qué tienes que tener un perfil LinkedIn aunque no estés buscando trabajo?

✔Si crees que hay alguien que puede buscarte en Google por tu nombre (que lo habrá, seguro), tener un perfil LinkedIn es primordial. Recuerda que es lo que aparecerá en los resultados de la página de búsqueda. De hecho, suele aparecer entre los 3 o 4 primeros resultados. Se mostrará tu nombre junto con tu titular profesional. Así que, si no tienes un buen titular profesional es hora de cambiarlo.

LinkedIn no es solo una plataforma para encontrar trabajo. Esta red puede proporcionarte infinidad de oportunidades según tus objetivos. Si estás buscando trabajo, LinkedIn puede ayudarte, claro que sí. Pero con un buen perfil LinkedIn, también podrás captar nuevos clientes, inversores, proveedores, etc.

Tu perfil LinkedIn es tu imagen profesional. Es cierto que no podemos controlar lo que se diga de nosotros o de nuestra empresa en la red; pero si hay una cosa sobre la que tenemos el control es sobre nuestro perfil de LinkedIn. ¿No es esta una buena razón para cuidar tu perfil?

LinkedIn te posiciona. Por si fuera poco lo que te he contado hasta aquí. Además, LinkedIn te ayuda con tu posicionamiento SEO. Si sabes emplear correctamente las palabras clave que te definen, ganarás puestos en el ranking de la página de resultados de Google.

Cómo utilizar tu perfil LinkedIn

Debes enfocar tu perfil LinkedIn a tu público objetivo. Si estás buscando trabajo, a los headhunters. Si quieres conseguir más ventas para tu negocio, a tus potenciales clientes. Y así, sucesivamente. ¿Tienes claro quién es tu público objetivo? Ahora dirígete a él.

No emplees tu perfil LinkedIn para hablar de ti y “de tu libro”. Crea un mensaje correcto para dirigirte a tu público objetivo. Habla de tus logros, sí. Pero hazlo para convencer a tu público, no para galardonarte.

Diferénciate. Explica que puedes aportar que no puedan aportar otros. Cada profesional es único, así que busca eso que te distingue de los demás y sácale partido.

No te conformes con un perfil plano y aburrido. Dale alegría a tu perfil con símbolos, emoticonos, contenido multimedia, etc.

Ahora sí, contéstame al título del post: ¿Lo estás haciendo bien con tu perfil LinkedIn? Si no estás satisfecho, te animo a que te apuntes a nuestro próximo Taller de LinkedIn que tendrá lugar el próximo 22 de Febrero en Madrid. Si no te pilla bien, te dejo más fechas aquí. También estaremos en Valencia el próximo 1 de Marzo.

Y tú, ¿consigues tus objetivos con tu perfil LinkedIn? ¿Has cometido alguno de los errores que he comentado en el post? Dales solución cuanto antes. Espero leerte en los comentarios.

 

Ángeles Carsi

Author: Ángeles Carsi

CEO en websa100 y Triunfa con LinkedIn. Escritora ocasional aunque cada vez le tomo más el gusto a esto de escribir. Me he especializado en LinkedIn y llevo más de 6 años dedicando muchas horas diarias a esta red ¡y quiero compartir contigo todos mis conocimientos!

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación, así como para ofrecer publicidad o contenidos de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
X