¿Aún eres de los que crees que LinkedIn es una herramienta sólo para buscar trabajo? Si es así, tienes que cambiar el “chip”, porque sirve para mucho más que eso. Tenlo presente, porque de lo contrario puedes estar perdiendo valiosas oportunidades

De entrada, no olvides que es la principal red social profesional, con más de 550 millones de usuarios en todo el mundo. Así pues, tómate en serio estar en LinkedIn si quieres conseguir tus objetivos profesionales; sean cuales sean: buscar trabajo, o cualquier otro.

Los 25 consejos para tener una buena presencia en LinkedIn

Por qué y para qué usar LinkedIn

Sí, LinkedIn es la mayor red social profesional. En ella tiene cabida tanto personas (con su perfil) como empresas (con su página de empresa).

Es también una gran base de datos de profesionales (recuerda lo que te he dicho hace un momento: en la actualidad supera ya los 550 millones de usuarios en el mundo, más de 10 millones en España). De hecho, algunos denominan a LinkedIn como el “Google de los profesionales”.

Tan sólo por estos dos motivos que acabo de darte (aunque hay bastantes más) puedes empezar a darte cuenta de que LinkedIn no es sólo un lugar para buscar trabajo; es también:

  • Tu imagen en Internet, el escaparate ideal para cuidar y potenciar tu marca personal. ¿No estás convencido? Haz una prueba: teclea tu nombre y apellidos en Google y, a no ser que sean muy comunes, verás cómo tu perfil en LinkedIn aparece en las primeras posiciones.
  • Un lugar donde demostrar tu valía, publicando contenido de valor y relevante para tu audiencia.

Algunos usos que puedes dar a LinkedIn

Como verás, LinkedIn es mucho más que una red para buscar trabajo. Pero si aún así no estás del todo convencido, aquí tienes algunos ejemplos muy concretos del uso que puedes darle a esta red social:

  • ¿Vas a escribir un artículo para una revista, o un estudio sobre algún tema específico, y necesitas contactar con expertos en el tema que vas a tratar?
  • ¿Estás iniciando un proyecto y necesitas consejos o colaboraciones?
  • ¿Tienes una idea en mente y te gustaría conseguir socios o inversores para materializarla?
  • ¿Realizas una labor comercial y necesitas acceder a profesionales clave de empresas del sector; por ejemplo, los encargados de tomar las decisiones de compra de los productos o servicios que ofreces?
  • ¿Buscas patrocinadores para un evento que vas a organizar, o para un proyecto?
  • Quieres publicar en Pulse (la plataforma de blogging de LinkedIn) y tener así tu blog en la principal red social profesional?
  • ¿Estás abriéndote camino en un determinado ámbito, o estás reorientando tu trayectoria profesional, y quieres empezar a ser considerado como un profesional a tener en cuenta en dicho sector?

Estos son sólo algunos de los muchos ejemplos que puedo ponerte, para que veas que LinkedIn no sólo sirve para buscar trabajo; sino también para contactar, colaborar, potenciar tu marca personal, establecer vínculos profesionales, comerciales, empresariales, etc.

Formación sobre LinkedIn

Cuida tu perfil en LinkedIn aunque no vayas a buscar trabajo

Tu perfil en LinkedIn es la base sobre la que se apoya toda tu presencia en esta red social. Por eso es fundamental que tengas un buen perfil.

Aunque no vayas a buscar trabajo. Aunque no tengas otra actividad en esta red social: no publiques, ni hagas networking, ni interactúes con las publicaciones de otros usuarios. Sí, aunque no tengas ninguna dedicación activa (que, por otra parte, deberías tener) en LinkedIn; aun así, ¡cuida tu perfil!

Es tu tarjeta de visita, tu escaparate. Cualquier profesional o empresa que visite tu perfil, encontrará lo que tú quieres que encuentre: un perfil excelente, o un perfil que puede echar por tierra tu imagen profesional.

Si este segundo caso es el tuyo, te lo digo con sinceridad: es mejor no tener perfil en LinkedIn, que tener un mal perfil. Así de claro. Es más: en este post te digo cómo eliminar tu cuenta de LinkedIn.

Pero me gustaría que no fuera así. Si necesitas ayuda, en este eBook encontrarás consejos para tener un perfil de alto impacto, y en este post cómo tener un perfil súper estelar. Y si la autoformación no te es suficiente, puedes solicitar servicios de LinkedIn para profesionales como los que ofrecemos en Triunfa con LinkedIn.

Si tu objetivo es buscar trabajo, aquí tienes algunos consejos

De acuerdo, ya sabes que LinkedIn sirve para mucho más que para buscar trabajo. Pero si de todas formas tu objetivo en esta red social es ése, aquí tienes algunos consejos que te servirán de ayuda:

✓  Analízate y ten claros tus objetivos

Analizarte a ti mismo te va servir para definir cuál es tu propuesta de valor; es decir, qué ofreces profesionalmente, en qué eres bueno, qué te hace diferente a otros, por qué deberían contratarte. Hazte a ti mismo preguntas como: ¿cuáles son mis puntos fuertes y mis puntos débiles? ¿Qué me gusta hacer? ¿En qué destaco? ¿Qué habilidades me distinguen?

Tener claros tus objetivos te va a servir para no dispersarte y focalizar tus esfuerzos. Puedes hacer una lista de sectores e, incluso, de empresas concretas. Si quieres puedes concretizar más, haciéndote preguntas como: ¿Qué tipo de trabajo es el ideal para mí? ¿Qué actividades o funciones me gustaría desempeñar?

✓  Orienta tu perfil en LinkedIn hacia esos objetivos

En especial, tu titular profesional, tu extracto y tu experiencia profesional (destacando aquellos aspectos que más estén en consonancia con tus objetivos, y dejando en un segundo plano aquellos que no sean tan relevantes).

✓  Crea una red de contactos que te ayude a alcanzar tu meta

A la hora de construir tu red en LinkedIn no pierdas de vista tus objetivos. Envía invitaciones a conectar a aquellos profesionales que estén en consonancia con ellos y te ayuden a conseguirlos.

✓  Aporta contenido de valor a tu audiencia

Es una magnífica forma de demostrar tu valía y de darte a conocer, y puede abrirte muchas puertas a la hora de buscar trabajo.

Puedes interaccionar con publicaciones de otros usuarios de LinkedIn (dando a “me gusta”, comentándolas o compartiéndolas).

También puedes publicar tú tus propias actualizaciones e, incluso, tus propios artículos en Pulse. Hazte un breve plan de contenidos para planificarte y organizar de qué vas a escribir, y cuándo lo vas a ir publicando.

✓  Sé perseverante

Dedica tiempo a buscar trabajo en LinkedIn. La constancia es fundamental. Puedes crearte unas rutinas de trabajo y convertirlas en un hábito: te ayudarán a mantener la perseverancia, y a conseguir más con menos esfuerzo.

Y tú, ¿utilizas LinkedIn para algo más que para buscar trabajo? Me encantará recibir tus comentarios.

Imagen de cabecera cortesía de Depositphotos

Ángeles Carsi

Author: Ángeles Carsi

CEO en websa100 y Triunfa con LinkedIn. Escritora ocasional aunque cada vez le tomo más el gusto a esto de generar contenido ¡la de vueltas que da la vida! Me he especializado en LinkedIn, llevo más de 8 años dedicando muchas horas diarias a esta red ¡y quiero compartir contigo todos mis conocimientos!

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación, así como para ofrecer publicidad o contenidos de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies
X