Muchas veces se cometen fallos en los perfiles de LinkedIn sin ni siquiera ser conscientes de ellos. Esto provoca que desaprovechemos una gran parte del potencial que nos ofrece esta red.

Si quieres saber cuáles son los errores más frecuentes que se cometen en los perfiles de LinkedIn, en este post te traemos cinco que hacen que no aproveches al máximo todas las ventajas de esta red profesional.

Son más de ocho millones de personas las que están registradas, y ahora los fallos que tengan sus perfiles de LinkedIn cobran más importancia. De ellos depende la credibilidad como profesionalidad y que los clientes te elijan a ti o no.

Los errores de los perfiles de LinkedIn empiezan por…

Tu foto de perfil

Sí, todo el mundo sabe que la foto que escojas será el escaparate para anunciarte. Pero pocas personas realmente se dan cuenta de la importancia que puede llegar a tener en los perfiles de LinkedIn. Porque, créeme, la tiene. Y mucha.

El primero de los fallos que se suele cometer es elegir una en la que salgamos bien. Pero salir favorecido no tiene porque ser el equivalente a una foto profesional. Por tanto, descarta todas aquellas que no cumplan este requisito. Nada de fotos en familia, en la playa… ¡Ni mucho menos de fiesta! No caigas en el error de confundir otro tipo de redes sociales, como Facebook, con ésta. Mientras que en la primera sí es adecuado publicar contenido de temática más ociosa, LinkedIn se centra en el tema laboral, así que no te confundas. Además, no solo se trata de que la fotografía evoque una imagen de profesionalidad, también debe ser de calidad. Obviamente, no estamos diciendo que tengas que acudir a un estudio fotográfico pero… ¿de verdad quieres que tu primera impresión sea una foto granulada o pixelada?

Otros consejos a tener en cuenta es evitar los selfies, aunque sea una tendencia que ahora mismo está de moda. Te recomendamos que salgas mirando al frente, recuerda que una mirada directa transmite seguridad y confianza, cualidades que todo cliente valora.

Titular

Es el segundo de los fallos más habituales en los perfiles de LinkedIn. Con él nos definimos. Sin embargo, lo habitual es que lo utilicemos para indicar el puesto de trabajo que ocupamos, sin darnos cuenta de que estamos desaprovechando la oportunidad que este espacio nos brinda. Deberías explicar con sinceridad, claridad y precisión la profesión que desempeñas y a qué sector perteneces. Recuerda que este apartado tiene unos caracteres limitados, así que resume lo más importante que pueda atraer a tus contactos.

¿Sólo subes el CV? ¡Error!

Asimismo, el tercero de los fallos que se ven en los perfiles de LinkedIn, y más comunes entre los usuarios, es el de usar esta red profesional como un simple soporte donde insertar el CV. ¿Realmente crees que el éxito que ha cosechado LinkedIn ha sido sólo porque permite subir archivos o rellenar campos? Obviamente, no. Se trata de uno de las herramientas más potentes para potenciar tu marca personal. No se trata de hace un simple recorrido cronológico sobre tu trayectoria laboral y profesional. Debes cautivar a tus posibles clientes, convencerlos de tú eres las persona que ellos buscan y necesitan. Así que sé activo, comparte, interactúa, recomienda, pide validaciones… Logra ser visible y tus posibilidades de triunfar aumentarán.

Vídeos, imágenes, presentaciones…enseña a todo el mundo lo que vales

Como acabamos de indicar, esta red social destaca por ayudar a que tu marca personal cobre fuerza. ¿Y cómo es que es tan valorada? Pues porque tiene muchos recursos a disposición de los usuarios. Y es ahí donde está el cuarto que vemos en los perfiles de Linkedin. Creer que LinkedIn sólo nos permite subir o compartir contenido escrito. ¡Qué va! Aprovecha las funcionalidades de esta red profesional y sube vídeos,  imágenes, presentaciones… Todo aquello que refuerce el mensaje que vendes y te distinga de la competencia. Sugerencias muy válidas son las de subir vídeos en los que muestres cómo es tu empresa, a tus trabajadores durante su jornada, el producto o servicio que ofertes… ¡Créeme, será un éxito!

Los datos siempre claros

Por último, el quinto de los fallos es el de no indicar la suficiente información a tus contactos sobre ti. O no hacerlo con claridad, confundiéndole. ¿Cómo pretendes que te escojan si no saben cómo ponerse en contacto contigo? Rellena todos los espacios reservados a este fin e indica tu cuenta en otras redes sociales. En este punto cabe recomendarte que enlaces con la página web de tu empresa, incluida LinkedIn, claro está. Procura siempre aprovechar todas las oportunidades que te da esta herramienta. Para coger ideas, también puedes visitar los perfiles de LinkedIn de otras personas que trabajen en tu mismo ámbito, compañeros de profesión…

Espero que este post te haya sido de utilidad para saber qué no debes hacer en LinkedIn. En esta red los esfuerzos los notarás si dedicas tiempo y constancia.  Sigue estos consejos y verás como tu experiencia en la red social profesional de más éxito mejora. ¿Crees que falta algún fallo grande que no haya comentado? ¡Dímelo en los comentarios!

 

Ángeles Carsi

Author: Ángeles Carsi

CEO en websa100 y Triunfa con LinkedIn. Escritora ocasional aunque cada vez le tomo más el gusto a esto de escribir. Me he especializado en LinkedIn y llevo más de 6 años dedicando muchas horas diarias a esta red ¡y quiero compartir contigo todos mis conocimientos!

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación, así como para ofrecer publicidad o contenidos de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies
X