¿Alguna vez has recibido visitas a tu perfil de un tal “anónimo” y te has roto la cabeza pensando de dónde provienen esas visitas misteriosas? Es hora de ponerle fin a tanta intriga. Hoy te hablo del modo privado de LinkedIn.

Esas misteriosas visitas en anónimo que recibes en tu perfil de LinkedIn, provienen de usuarios que están haciendo uso del modo privado de LinkedIn. ¿Cómo te quedas? ¿No sabías que LinkedIn te permite convertirte en anónimo siempre que quieras y visitar así perfiles sin que sepan que has sido tú?

7 errores que te llevarán por el camino de la amargura en LinkedIn (y cómo solucionarlos)

Una pasada, pensarás. Pero ojo, que no todo es de color de rosas. Voy a contarte detalladamente qué es exactamente eso del modo privado de LinkedIn, para qué puede servirte y sus ventajas e inconvenientes (porque los tiene). ¿Preparado? ¡Vamos allá!

#1. La importancia de las visitas a tu perfil de LinkedIn.

Una visita a tu perfil de LinkedIn puede convertirse en el principio de una relación o oportunidad profesional. Tómatelo así. Muchas veces pensamos “y éste/ésta ¿por qué me visita? ¡Qué cotilla!”. Bien, pues esta frase puede ajustarse a otras redes sociales como Facebook, pero NO a LinkedIn. Por cierto que, otras redes sociales no te dan información de quién visita tu perfil y LinkedIn sí, por algo será…

LinkedIn es una red profesional en la que las visitas a tu perfil cobran especial valor. Te dejo un post que escribí hace muy poco sobre 3 métricas de LinkedIn muy reveladoras, entre las que se encuentran las visitas a tu perfil.

Si sabes quién ha visitado tu perfil, podrás visitar su perfil de vuelta, ponerte en contacto con él, incluso invitarle a conectar (¡personaliza tus invitaciones, porfi!). Bien, pero ¿y si no sabes quién ha visitado tu perfil porque lo hace en modo privado? Entonces, poco tienes que hacer. Te cuento más acerca de esta misteriosa funcionalidad de LinkedIn.

#2. ¿Qué es una visita anónima?

Como te he comentado, se trata de una visita procedente de un usuario que está empleando el modo privado de LinkedIn. Ni más ni menos. Al revisar en tus notificaciones las últimas visitas a tu perfil de LinkedIn, puedes ver tres tipos de visitas por así decirlo:

  • Visitas “normales”. Aquellos usuarios que visitan tu perfil sin “esconderse”. Podrás devolverle la visita, entablar una conversación, invitarle a conectar, etc.
  • Visitas “seudo-anónimas”. Aquellas visitas que emplean el modo privado pero dejan alguna información al descubierto: su cargo/empresa.
  • Visitas “anónimas”. Aquellos usuarios que visitan tu perfil de LinkedIn empleando el modo privado a todos los efectos. Te aparecerá algo así como: “un miembro de LinkedIn”. Misterioso cuanto menos.

#3. ¿Puedes saber de dónde provienen las visitas anónimas?

Rotundamente, no. Nadie puede saber de dónde procede una visita anónima. Hay una leyenda urbana acerca del modo privado y los perfiles Premium.

Aún siendo Premium (yo lo soy y te lo digo por experiencia), no puedes saber quién visita tu perfil si lo hace en modo privado. Así que, no cometas el error de convertirte en Premium solo por esto. Además, te has preguntado alguna vez si merece realmente la pena hacerte una cuenta Premium, te contesto a esta pregunta en este post.

#4. ¿Quién suele hacer estas visitas anónimas en LinkedIn?

Te voy a ser sincera. Por experiencia te digo que las visitas en anónimo suelen proceder de headhunters o responsables de recursos humanos. Y, ¿por qué emplean para ello el modo privado? Muy sencillo, así evitan que el candidato en cuestión se “inquiete”.

Ojo, también puede visitarte en anónimo cualquier usuario de LinkedIn. Me refiero a que los responsables de selección son carne de cañón en este asunto.

Formación one to one para empresas en LinkedIn

#5. Y yo, ¿cómo puedo ser anónimo en LinkedIn?

Estarás deseando saberlo, ¿verdad? Hay mucha gente que no sabe cómo convertirse en anónimo desde su perfil de LinkedIn. Y les da miedo “cotillear” por ejemplo a la competencia, porque saben que se pueden enterar. Pues, conociendo esta opción, te vas a hinchar a husmear. Te cuento cómo ser anónimo.

Accede a tu perfil de LinkedIn. En el menú de la barra superior haz clic en “Yo” (debajo de tu foto en miniatura). Se te despliega un menú, selecciona “CUENTA: Ajustes y privacidad”. Accedes a una pantalla con tres opciones: “Cuenta”, “Privacidad” y “Comunicaciones”. Selecciona “Privacidad”, y en la pantalla que obtienes busca la opción  “Opciones de visualización del perfil” (probablemente tengas que desplazarte hacia abajo para poder verla, ya que no es de las primeras):

Opciones de visualización del perfil: modo visible o modo privado

Si entras en esta opción verás las 3 opciones de las que te hablaba:

  • Puedes ser tú, con tu perfil completo.
  • Ser alguien de tu sector, de tu cargo, de tu empresa y/o universidad.
  • O ser completamente anónimo.

¿Qué te recomiendo? No te andes con medias tintas. Si quieres ser anónimo en LinkedIn, selo de verdad. Es decir, escoge la última opción.

#6. Consecuencias de activar el modo privado en LinkedIn.

Te dije que no todo era color de rosa. Y es que, si has decidido activar el modo privado en LinkedIn, la propia red te “castiga” con algo. Durante el periodo que seas anónimo, no podrás ver quién ha visitado tu perfil. LinkedIn dejará de mostrártelo hasta que desactives el modo privado.

Mi recomendación: NO seas anónimo en LinkedIn, salvo en casos excepcionales en los que quieras husmear a la competencia, por ejemplo. Y, por supuesto, después acuérdate de desactivar el modo anónimo. (Desactivarlo es muy sencillo: solo tienes que acceder de nuevo a “Opciones de visualización del perfil”, siguiendo los mismos pasos que te he indicado hace un momento).

Uno de los motivos por lo que te recomiendo que seas anónimo solo en casos excepcionales, se debe a que una de las métricas que LinkedIn tiene muy en cuenta son las visitas a tu perfil. Y una de las formas de conseguirlas es visitando tú otros perfiles; si lo haces en modo anónimo, nadie sabrá que los has visitado, con lo cual las visitas a tu perfil no serán todo lo elevadas que podrían ser.

Y, tú ¿has activado el modo privado alguna vez en LinkedIn? ¿Para qué? ¿Recibes muchas visitas anónimas a tu perfil? Estaría encantada de leerte en los comentarios.

Ángeles Carsi

Author: Ángeles Carsi

CEO en websa100 y Triunfa con LinkedIn. Escritora ocasional aunque cada vez le tomo más el gusto a esto de generar contenido ¡la de vueltas que da la vida! Me he especializado en LinkedIn, llevo más de 8 años dedicando muchas horas diarias a esta red ¡y quiero compartir contigo todos mis conocimientos!

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre tu navegación, así como para ofrecer publicidad o contenidos de interés. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies
X