LinkedIn hace que sea muy difícil mentir en el curriculum; ya que cuando alguien muestra en él su trayectoria profesional la está haciendo “pública”, y “corre el riesgo” de que otros profesionales verifiquen si lo que dice es cierto.

Además, LinkedIn también pone muy difícil mentir en el curriculum “tradicional” o “privado”; es decir, el que se envía en un fichero o al rellenar un formulario en un portal de empleo. Ya que en este caso los headhunters y reclutadores suelen comparar lo que allí se dice, con lo que se dice en LinkedIn, visitando el perfil del candidato en esta red social y cotejando. Te hablo de todo ello a continuación.

✱✱✱ Soluciona los errores que estás cometiendo en LinkedIn con nuestra ayuda. ✱✱✱

ebook LinkedIn

¿Es frecuente mentir en el curriculum?

Pues sí, parece que mentir en el curriculum es más frecuente de lo que se pudiera pensar. Además, se trata de un comportamiento que no conoces fronteras. De hecho, según un estudio de Career Builder realizado en Estados Unidos, el 75% de los responsables de Recursos Humanos manifiestan haber descubierto una mentira en el curriculum de un candidato.

Hay mentiras que son fáciles de detectar, como aquéllas en las que hay contradicciones entre un apartado y otro del curriculum. Por ejemplo, incoherencias entre las fechas en las que se ha cursado una titulación y las que se ha desempeñado un determinado trabajo.

Otras se descubren fácilmente en etapas posteriores del proceso de selección, en especial en la entrevista de trabajo.

España tampoco se salva en lo que a mentir en el curriculum se refiere. Algunas fuentes indican que un candidato de cada cuatro asegura haberlo hecho, siendo bastante común “no decir la verdad” en el nivel de inglés.

Otros aspectos en los que se suele mentir son, de mayor a menor porcentaje de personas que reconocen hacerlo: las habilidades; las responsabilidades ejercidas en los puestos de trabajo; la duración de los mismos; los cargos laborales; los títulos académicos.

✱✱✱ No dejes que tu perfil de LinkedIn sea un simple CV. Descubre todo lo que puedes hacer para destacar gracias a nuestra revisión de perfil. ✱✱✱

mejorar perfil LinkedIn

Por qué no debes mentir en el curriculum

Es importante que en tu curriculum seas sincero, y te centres en realzar tus puntos fuertes y todo aquello que sirva para potenciar tu valía como profesional.

Quizás te estés preguntando ahora qué hacer con tus puntos débiles. Pues bien, tampoco se trata de que los vayas “pregonando”. Procura que pasen desapercibidos; y, si esto no es posible, intenta minimizarlos o compensarlos con tus fortalezas.

Por ejemplo, supongamos que “flojeas” bastante en inglés. Ante esto tienes varias opciones: decir que tienes un nivel bajo, mentir, o bien pasar por alto el apartado idiomas. De las tres alternativas, la que no te recomiendo es la segunda.

Ya que uno de los requisitos para tener un buen curriculum es la sinceridad: no mentir. Porque si lo haces, esa mentira más bien antes que después saldrá a la luz. Y empañará todo lo demás que hayas puesto en tu curriculum, por mucho y valioso que sea.

Sin contar con el hecho de que, en el caso de que un curriculum con mentiras te haya permitido acceder al puesto o cargo deseado, cuando seas descubierto eso tendrá repercusiones muy negativas en tu reputación, y en el resto de tu potencial trayectoria profesional.

Y es que mentir en el curriculum es un comportamiento cada vez más repudiado por empleadores y reclutadores, y por la sociedad en general. Seguro que conoces más de un caso en el que un directivo o un político han tenido que dimitir, o han sido muy cuestionados, por mentir en el curriculum.

Lo cual es lógico, en un mundo en el que la ética y la transparencia son valores cada vez más demandados.

✱✱✱ Gracias a LinkedIn podrás acceder a ofertas de empleo que ni siquiera se publican. Aprende a impactar a los reclutadores para encontrar el trabajo que deseas ✱✱✱

como buscar trabajo en LinkedIn

LinkedIn hace muy difícil mentir en el curriculum

LinkedIn, la principal red social profesional, es también una de las principales herramientas para buscar y encontrar empleo.

Tanto si tu búsqueda es activa (en el que eres tú quien toma la iniciativa y contacta con los empleadores); como si es “pasiva” (dejando que sean los reclutadores los que te encuentren a ti cuando necesiten a un profesional como tú); como si accedes como candidato a ofertas de trabajo, tu perfil en LinkedIn es el lugar al que seleccionadores y headhunters van a acudir para saber acerca de ti.

Esto es así incluso si te presentas como candidato a ofertas que no han sido publicadas en LinkedIn, ya sea adjuntando tu curriculum en un fichero; rellenando un formulario en un portal de empleo; o incluso presentando tu CV en mano.

En todos estos casos, lo habitual es que la persona o personas encargadas de la selección comprueben si lo que dices en el CV que has entregado o enviado, o en el formulario que has rellenado, coincide con tu perfil en LinkedIn.

Y, si no concuerdan uno y otro, la mayoría de los reclutadores se creen más lo que aparece en el perfil.

Por eso, mentir en el curriculum es cada vez más difícil: porque LinkedIn está ahí para cotejar si hay incongruencias; y porque a su vez mentir en el perfil en esta red social es muy “arriesgado”.

¿Arriesgado? Sí, lo es; ya que cuando un profesional muestra su trayectoria en LinkedIn, corre el riesgo de que los reclutadores, o incluso otros profesionales, verifiquen que lo que se dice en él es cierto. Digamos que el nivel de transparencia es mayor.

Esto es así, sobre todo, en determinados apartados del perfil.

Algunas secciones del perfil que son especialmente “transparentes”

En efecto, hay secciones que son especialmente “transparentes”; es decir, en las que es más fácil verificar si lo que se dice es cierto o no.

Una de ellas son las etapas de la experiencia laboral y las fechas en las que se han desempeñado. Por ejemplo, a veces se ven perfiles en los que una etapa laboral que ya ha finalizado, aparece como todavía en curso, acumulando varias de ellas cuyo periodo finaliza con la famosa indicación “– actualidad”.

Si quieres saber cómo rellenar este importante apartado del perfil, en este vídeo te doy algunos consejos:

 

Otra sección especialmente “transparente”, es la de las recomendaciones; ya que es fácil para un reclutador hacer clic sobre las personas que te las han dado, e “investigar”. Esto también permite sacar a la luz si ha habido intercambio de recomendaciones, algo sencillo de detectar y que no es en absoluto aconsejable.

Lo mejor es ser sincero en todo el  perfil de LinkedIn, no mentir en el curriculum, y dejar que sean tus puntos fuertes (que seguro que tienes muchos) los que hablen bien de ti ante empleadores y headhunters.

Con LinkedIn es casi imposible mentir en el curriculum - Infografía

Si quieres usar nuestra infografía, copia el siguiente código y pégalo en tu blog:

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que LinkedIn efectivamente está haciendo que mentir en el curriculum sea cada vez más difícil? Me gustará mucho recibir tus comentarios.

Imagen de cabecera cortesía de Depositphotos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…